home_3.jpghome_4.jpghome_6.jpghome_7.jpghome_8.jpghome_9.jpgpm5.jpgpm8.jpg

Recomendaciones para la colocación

Una buena colocación garantiza la belleza y durabilidad del revestimiento cerámico. Por lo tanto, es importante observar los siguiente aspectos (fuente Norma IRAM 12575):


Base: debe estar totalmente curada (14 días, respetar los tiempos de fragüe), limpia, seca, nivelada y aplomada, firme, libre de polvo, sales solubles y productos no compatibles con el material de agarre. de acuerdo con las normas técnicas. En pavimentos de tierra se debe tener la precaución sobre la impermeabilidad (humedad) y la preparación del suelo. 

Identificación de los revestimientos cerámicos: las cajas de los revestimientos cerámicos contienen la información más relevante del producto -calibre, tono, calidad, fecha y hora de clasificación (partida)-. Le cabe al colocador verificar los envases para evitar la mezcla indebida de piezas cerámicas e inspeccionar las cajas para asegurarse su conformidad y si corresponden al calibre, tono y calidad deseado. Se deberá respetar el mismo tono y calibre. Otro dato importante es tener presente el cálculo del material necesario, sin olvidarse de eventuales pérdidas y recortes en el revestimiento. 

Morteros adherentes: (1) Usar marcas reconocidas en el mercado, de calidad y que obedezcan a los requisitos de las normas técnicas vigentes. (2) Para la eleccion del mortero se debe tener en cuenta: Recomendaciones del fabricante del pegamento. Lugar de colocacion: piso, pared, interior, exterior, tipo de calefacción, etc. Absorción del cuerpo ceramico. (3) Respetar a su vez los tiempos abiertos del mismo, respetar la dosificación de agua recomendada por cada fabricante y la cantidad de kg/m2. Utilizar llana de 8 mm para placas 20x20 , 10 mm para placas de 32x32 y de 12 mm para placas de 45x45. Para lograr máxima adherencia se recomienda un doble untado en los productos de dimensiones superiores a 30x30. Realizar el empastinado entre las 24 hs y 48 hs después de la colocación. 

Juntas: Colocar las cerámicas con juntas intermedias no inferior a 2 mm para placas de 20x20 y de 3 mm para placas mayores (32x32 y 45x45), utilizar para ello si es necesario crucetas ó separadores. Hacer coincidir las juntas del piso con las de la pared. Respetar las juntas de dilatación existente, para que los movimientos de la estructura y soportes no se trasmitan al pavimento. Se harán en los cambios de solados, aberturas de ventanas, juntas estructurales de concreto, la unión de solado con el muro, las cuales se corresponderán con las de la base. En interiores se dejará una cada 25 m2 y en exteriores cada 10 m2. La profundidad de las mismas deberá alcanzar el soporte del revestimiento y ser rellenada con material elástico. Estas tomarán las deformaciones diferenciales originadas por las variaciones térmicas entre el pavimento-adhesivo-soporte. En algunos casos puede ser interesante separar el piso del soporte interponiendo una capa de arena ó material aislante para evitar que posibles movimientos de la estructura se trasmitan al pavimento y provoquen su desprendimiento. Respetar juntas de dilatación perimetrales no inferior a 8 mm verificando que queden libres de cemento, pegamento u otro material rigido. 

Material para la toma de juntas de colocación: serán de calidad y que obedezcan a los requisitos de las normas técnicas vigentes, de marca reconocida en el mercado, lavable, elástico, antimoho, con estabilidad de color (evitar pastinas con colorantes solubles) y removible.

Mano de obra especializada: utilización de niveles, plomo, alineamiento, caída, etc. Realizar asentamiento de la placa asegurando el aplastamiento de los surcos (dejados por las llana) con taco de madera o martillo de goma. 

Condiciones climáticas: se deberá tener en cuenta la temperatura de trabajo para garantizar una buena colocación. Temperaturas altas e incidencia de vientos van a influir en la humedad de la base y en el tiempo abierto de los morteros adherentes industrializados y como consecuencia en el número de piezas colocadas por tramo de mortero adherente.